Celulitis edematosa. ¿Qué es? Tratamientos.

Cuando aparece la celulitis, la mayor preocupación viene por la estética que esta presenta en las extremidades, sin embargo, deberíamos tener en cuenta que podría ser un síntoma de otras afecciones que pudieran estar pasando en el organismo, y que se refleja, en este sentido, de forma externa. Este es el caso de la celulitis edematosa en la que está implicado el sistema sanguíneo.

 

¿Qué es la celulitis edematosa?

La celulitis edematosa, se caracteriza por la acumulación de líquido en los tejidos de las piernas, presentando síntomas como la desensibilización del tejido, hinchazón y pesadez en las piernas.

Las personas que sufren de celulitis edematosa presentan una hinchazón de las piernas que, en estadios muy avanzados, podrían deformar su silueta hasta tener una apariencia totalmente recta, asemejándose a columnas.

Aunque esta afección puede llegar a ser algo dolorosa, se trata de la menos frecuente, aunque también, la más complicada de eliminar.

Celulitis edematosa

Celulitis edematosa

¿Por qué se produce la celulitis edematosa?

El funcionamiento incorrecto del sistema circulatorio y del linfático es el motivo principal de la aparición de la celulitis edematosa y, en menor medida los problemas hormonales que sí están más presente en otros tipos de celulitis.

El sistema linfático se encarga de filtrar y expulsar las toxinas de nuestro cuerpo gracias al trabajo en equipo entre el sistema circulatorio y el linfático. Pero ¿Qué pasa cuando tenemos problemas circulatorios? Pues que también afecta al linfático ralentizando su trabajo y facilitando los depósitos de las toxinas y acumulación de agua en los tejidos.

Si a los problemas de circulación sumamos una vida sedentaria y una alimentación rica en hidratos de carbono y sodio, la probabilidad de padecerla aumenta.

 

Cómo tratar la celulitis edematosa

Anteriormente hemos dado dos claves que podrían facilitar la aparición de esta afección, o empeorar los síntomas si ya la sufrimos, como son una alimentación rica en hidratos y sal, y la vida sedentaria. Mejorando estos hábitos podremos, también, mejorar los problemas asociados.

Al abandonar la vida sedentaria con la realización de deporte, mejoraremos la circulación sanguínea, haciendo que mejore también el funcionamiento del sistema linfático.

Pero a veces no es suficiente con cambiar los hábitos alimenticios y hacer deporte para revertir el estado del tejido. Para esos casos existen algunos tratamientos para mejorar el contorno de las extremidades, entre ellos, la mesoterapia.

 

Mesoterapia para tratar la celulitis edematosa

La mesoterapia es uno de los tratamientos más eficaces al tratar de forma directa la grasa localizada.

Es proceso es sencillo. Mediante una serie de microinyecciones indoloras se introducen sustancias homeopáticas en las zonas afectadas. Estas soluciones ayudan a mejorar el drenaje gracias a una mejora en la circulación sanguínea que también afecta al sistema linfático; reafirma los tejidos gracias a una reestructuración de los adipocitos, y corrige la alteración de la permeabilidad que favorece la concentración de líquido y toxinas.

Se trata de un tratamiento de efecto prolongado pero no definitivo ya que los factores que facilitan la aparición de la celulitis pueden ser diversos y mantenerse en el tiempo. Por ello, si cambiamos la alimentación por una más saludable y realizamos ejercicio regularmente, el efecto del tratamiento se mantendrá por mucho más tiempo, mejorando la salud y la estética de las piernas.

Tratamiento de mesoterapia para la celulitis edematosa

Tratamiento de mesoterapia en celulitis edematosa

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies