Celulitis infecciosa. Qué es, tratamientos, complicaciones

La celulitis infecciosa, como bien indica su nombre es una infección que se produce debido a la celulitis y tiene unas características muy marcadas empezando por dolor, calor en la zona dónde está la celulitis y sigue con rojeces para acabar incluso con síntomas más serios como fiebre o dolor de cabeza. 

Además, esta infección se puede traducir en enfermedad con carácter agudo que sin duda atacará sin frenos las diversas capas de la piel. Es así conocida, pero también es parecida a la foliculitis (o como se llama en algunos países “nacidos”). Es por esto necesario que revises los primeros síntomas que te describimos como sensación de calor en la piel afectada, dolor y calor, inflamación, enrojecimiento, dolor y  fiebre .

¿QUÉ ES LA CELULITIS INFECCIOSA?

La celulitis infecciosa o también conocida como celulitis bacteriana, empieza a ocurrir en el momento en el que las bacterias entran en la piel. Al entrar en ella, infecta de manera progresiva las capas de la piel y esto causará el enrojecimiento. Pero esto será solo el principio, ya que como hemos mencionado antes, los síntomas más comunes de la celulitis infecciosa son:

  1. El enrojecimiento
  2. El dolor
  3. El picor
  4. La inflamación
  5. La sensibilidad en la zona afectada. Generalmente se vuelve muy vulnerable con la acumulación de líquido y sangre debajo de la piel.

Esta es una bacteria que puede estar en el cuerpo sin hacer daño alguno, pero provoca infección en el momento que se presenta una afección en la piel. Agrega el doctor Juan Diego Vélez que la infección es provocada principalmente por bacterias y en menor grado por hongos que penetran en la piel por traumatismos y parásitos, teniendo una evolución más crónica.

Tipos: Esta inflamación del tejido se puede manifestar en cualquier parte del cuerpo, igualmente, cualquier persona está expuesta a contraerla, siendo más propensa en quienes tienen desórdenes diabéticos se inyectan tipos de celulitis. De esta manera, se pueden clasificar según su severidad y el lugar donde afecte, pero en la cara, alrededor de los ojos (periorbitaria), sobre contiguo a las articulaciones tienen riesgo de convertirse en una enfermedad muy seria que puede comprometer la vida.

Por último está la celulitis infecciosa celulitis bacteriana que surge por factores externos, en este caso por una bacteria y deteriora poco a poco la piel y se extiende hacia los tejidos causando dolor, fiebre e infección. Se conoce que la celulitis infecciosa en niños puede manifestarse a causa de alguna lesión cutánea picadura Los agentes causales de la infección son Streptococcus pyogenes y Staphylococcus aureus, en pacientes inmunocompetentes, pero en algunos casos, pueden ser otras bacterias como la Haemophilus influenzae tipo B.

TRATAMIENTO PARA LA CELULITIS BACTERIANA O INFECCIOSA

El tratamiento para la celulitis infecciosa inicia con una consulta con el médico general, quien será el encargado de diagnosticar e indicar el tipo de antibiótico y la dosis que se deberá tomar. Por lo general, son derivados de las penicilinas, pero esto depende de la gravedad y características de la herida, el tipo de bacteria presentes en la infección y de la presencia de condicionantes. Por ejemplo para aquellas personas alérgicas a la penicilina, deben considerarse más opciones de antibióticos. Si embargo, cuando hablamos de celulitis infecciosa los síntomas que se presentan son más graves, como fiebre, dolor en la zona afectada y enrojecimiento, entre otros.

¿PARA QUÉ SE NECESITA UN HEMOCULTIVO EN LA CELULITIS INFECCIOSA?

Los hemocultivos son útiles en los pacientes inmunocomprometidos y en los pacientes con signos de infección sistémica (p. ej., fiebre) para detectar excluir una bacteriemia. El cultivo del tejido comprometido puede ser necesario en pacientes inmunocomprometidos. Estos no responden al tratamiento empírico si no es posible aislar el microorganismo en el hemocultivo, así como para los pacientes con celulitis en el sitio de ciertas lesiones (p. ej., heridas por mordedura de animal, lesiones penetrantes).

Así mismo, este tipo de infección causado por bacterias, no está relacionada con la celulitis normal que causa piel de naranja y puede presentarse en un área determinada del cuerpo para luego propagarse a otras partes. También será importante que tengas en cuenta que otros de los síntomas de la celulitis infecciosa son el estiramiento de la piel y el endurecimiento de la misma, lo que convierte a las cremas hidratantes en productos fantásticos para impedir que la infección se propague por otras áreas del cuerpo.

¿QUÉ CAUSA LA CELULITIS INFECCIOSA?

La celulitis infecciosa causa, como cualquier otra infección, inflamación en el área afectada que se suele presentar en forma de enrojecimiento. La celulitis es una infección muy común que en cuestión de horas ataca las células que se encuentran bajo la piel, provocando inflamación, acumulación de líquidos y enrojecimiento que poco a poco se va expandiendo en la zona afectada.

¿ES UNA CELULITIS NORMAL?

Si bien por el nombre muchas personas pueden llegar a relacionar esta condición con el cúmulo de grasa en la piel, realmente no guardan mucha relación entre ellas, siendo la celulitis infecciosa una condición que puede tener consecuencias bastante importantes en la salud de la persona afectada y que va a requerir de la evaluación por parte de un medico; es por ello que en el siguiente artículo de ONsalus te explicaremos detalladamente cuál es el verdadero significado de la celulitis infecciosa, sus síntomas y tratamiento. Son inflamación de la zona afectada, enrojecimiento, hipersensibilidad al tacto, dolor, y alta temperatura en esa parte, e incluso fiebre. La celulitis infecciosa es una enfermedad de la piel que no sólo ataca a una zona del cuerpo sino que lo hace en varias capas de la piel de la persona que lo padece.

¿CÓMO PODEMOS EMPEZAR A COMBATIRLA?

Ya sabemos que, de cara a combatir la piel de naranja, se puede optar por varios tratamientos anticelulíticos como los tratamientos de liposución La elección depende, entre otras cosas, de la zona del cuerpo sobre la que se vaya a incidir, los muslos en la mayoría de los casos. La celulitis infecciosa es una enfermedad que afecta de manera aguda a la piel, específicamente a la capa de la piel llamada dermis, aunque en casos más graves puede afectar los músculos.

PROFUNDIZANDO EN LA INFECCIÓN

La celulitis infecciosa es una contaminación de la piel generada por bacterias, estafilococos estreptococos, suele aparecer como consecuencia de la infección de heridas, quemaduras, mordeduras, picaduras de insectos, etc.Al producirse una inflamación del tejido, uno de los síntomas característicos es el enrojecimiento de la piel (pero cuidado, no estamos hablando del mismo tipo de prurito que se produce por la mala circulación). Como su propio nombre indica, este tipo de celulitis está provocado por bacterias, es decir, por agentes patógenos que entran en nuestro organismo provocando una infección e inflamación del tejido.

TIPOS Y CARACTERÍSTICAS DE LA CELULITIS INFECCIOSA

Celulitis infecciosa tipos y características: En cuanto a los tipos de celulitis infecciosa nos referimos a aquellas celulitis que no aparecen por falta de elasticidad cambios hormonales, sino por un origen bacteriano. Generalmente aparecen por contaminación de heridas a través de picadas donde se aloja la bacteria Streptococcus, existe una predisposición en personas con un sistema inmune debilitado pacientes que presentan diabetes. A partir de estos hallazgos, cabe preguntarse sobre los mecanismos patogénicos.

En todos los casos descritos por los diferentes autores la existencia de edema severo en las extremidades inferiores (zona donde más frecuentemente se localiza la celulitis espontánea) ha sido característicamente documentada en el debut de la enfermedad. La piel edematosa puede ser fácilmente lesionada y las grandes cantidades de líquido intersticial rico en proteínas constituyen un buen medio para el crecimiento bacteriano y provocan la dilución de los factores humorales locales. La celulitis infecciosa nada tiene que ver con la famosa piel de naranja”, la primera es una infección a la piel causada normalmente por bacterias tipo estafilococo y estreptococo.

¿QUÉ PASA SI EL DOLOR ES FUERTE?

Si el dolor es demasiado fuerte, debes acudir urgentemente a un médico para que te especifique un tratamiento que evite la propagación de la celulitis infecciosa en el resto del cuerpo y para que el cuadro no sea más grave. Después es cuando el médico profesional va a delimitar el área que resultó afectada las áreas por la celulitis infecciosa, todo esto con el objetivo de hacer un seguimiento del caso durante los días posteriores. La celulitis se caracteriza por un enrojecimiento, inflamación, calor y dolor en la zona afectada.

No se debe hacer cultivo de piel de las heridas. Sin embargo, en casos de infección grave complicada, se debe hacer hemocultivos y posible cultivo de tejido. Además de esto, personas con problemas de piel que pueden causar cortes como eczema, dermatitis micosis, también tienen mayor riesgo de desarrollar un caso de celulitis infecciosa, así como personas con el sistema inmune debilitado que sufran de enfermedades como diabetes. En los casos más graves, los síntomas más comunes de celulitis infecciosa también pueden incluir temblores, escalofríos, fatiga, mareos, sudoración excesiva y dolores musculares.

¿SOSPECHAS DE SUFRIRLA?

De esta manera, siempre que se sospeche de una infección en la piel es muy importante acudir a la emergencia para que se haga el diagnóstico e iniciar el tratamiento adecuado, que normalmente se realiza con el uso de antibióticos para combatir las bacterias que están causando la enfermedad. El Tratamiento para la celulitis La infección de la piel comienza con antibióticos ya que los agentes causantes son bacterias. El proceso inicia por el estado de portador, es decir, que previamente hay un contacto con la bacteria desde otra persona con la enfermedad con elementos que el enfermo haya manipulado.“Traumas, picaduras, cortadas heridas pueden ser áreas por donde la enfermedad comienza a expandirse, a través de ellas pueden entrar bacterias que están en la misma piel, en la ropa en el agua que normalmente usamos”, explica el doctor Pedro Doncel, médico de urgencias del Centro Médico Imbanaco.

Pero lo principal es que los signos de celulitis incluyen zonas de enrojecimiento, sensibilidad de la piel y fiebre. El tratamiento de la infección en la piel por celulitis comienza con antibióticos, se podrán administrar tanto por vía oral como intravenosa. 

¿SUPURA LA HERIDA?

Ademas, para los casos en los que las heridas que se encuentran supurando su contenido, la realización de un cultivo bacteriano puede orientar el plan de tratamiento hacia un tipo de antibiótico que sea más efectivo contra las bacterias en la herida. Así hará se podrá hacer uso de los estudios de laboratorio como herramienta bastante valiosa. La celulitis infecciosa es una inflamación los tejidos de la piel a consecuencia de una proliferación de bacterias, que no solo afecta la parte más superficial, sino que puede llegar a abarcar las capas más profundas de la misma e incluso los tejidos que se encuentran inmediatamente por debajo de esta, y que tiene la capacidad de producir todas las reacciones y ser tan peligrosa como cualquier otro proceso infeccioso.

Otras recomendaciones que suelen realizar los médicos es que las personas con riesgo de contraer celulitis infecciosa, utilicen equipos de protección adecuados cuando realicen deportes en el caso que se desempeñen en trabajos de riesgos, también es recomendable usar guantes durante el invierno para proteger las manos del resecamiento que produce el frío, y que generalmente, termina agrietando los pliegues de la piel.

PRINCIPALES SINTOMAS DE LA CELULITIS INFECCIOSA

Los síntomas de la celulitis infecciosa son enrojecimiento de una herida, inflamación, dolor fuerte, problemas de equilibrio. En el caso de la celulitis infecciosa, la caléndula contiene propiedades antisépticas que pueden suponer un aliado más para acabar con las bacterias que generan la infección en nuestra piel. El enrojecimiento de la piel la aparición de una erupción en la zona afectada puede indicar una infección más grave en las capas cutáneas inferiores.

¿CUÁNDO PUEDE OCURRIR?

Esta celulitis ocurre cuando uno varios tipos de bacterias penetran en la piel a través de heridas. La celulitis infecciosa suele comenzar en una pequeña área de la piel con hinchazón y enrojecimiento, a veces comienza con una llaga abierta, otras veces no hay una ruptura de la piel al menos no se aprecia. La médico infectóloga, Patricia Valenzuela, indicó que las personas al sufrir esta afección suelen referir: ardor, dolor, enrojecimiento, fiebre y escalofríos.

COMPLICACIONES RELACIONADAS CON LA ENFERMEDAD

Como hemos comentado, los síntomas van desde el enrojecimiento de la zona, hasta el dolor, el picor, la inflamación y la hipersensibilidad. A medida que este área roja comienza a agrandarse, la persona afectada puede desarrollar fiebre, a veces con escalofríos y sudores, dolor y ganglios linfáticos inflamados glándulas hinchadas” cerca del área de la piel infectada. A diferencia del impétigo, que es una infección cutánea muy superficial, la celulitis infecciosa es una infección de la piel que también involucra las capas más profundas de la piel: la dermis y el tejido subcutáneo.

La Celulitis bacteriana Tratamientos sobre la infección de la piel y de los tejidos debajo de la piel. No olvidemos de que si nuestra celulitis es infecciosa (minoría de los casos) debemos de acudir a nuestro médico de confianza. Patológicamente distinguimos dos tipos de celulitis, la infecciosa, en la que se produce una inflamación del tejido y de la cual hablaremos en otro apartado, y la estética.

ESQUEMA TERAPÉUTICO DE LA CELULITIS BACTERIANA

El esquema terapéutico debería ser diferente respecto al aplicado en una celulitis en el huésped normal, instaurándose tratamiento con antibióticos de amplio espectro y sin olvidar el tratamiento del brote del síndrome nefrótico con corticoides (utilizando ambas medidas se conseguía la desaparición de las lesiones aproximadamente al tercer día en los casos no complicados en la serie de Lee y cols. 2.

Como se observa en esos casos, en pacientes con síndrome nefrótico la celulitis puede seguir un curso indolente y permanecer localizada. Luego puede extenderse a todo el miembro en horas, acompañarse de estado tóxico, fiebre… incluso llevar al shock séptico. En ocasiones puede complicarse con tromboflebitis. Aunque no hay ningún factor predictivo que nos indique quien desarrollará la infección tras una mordedura, en casos seleccionados (pacientes con enfermedades crónicas que puedan descompensarse fácilmente tras la infección en caso de diseminación) puede estar indicada la profilaxis antibiótica con amoxicilina/clavulánico durante 3-5 días.

¿PUEDE LA MORDEDURA POR GATO CAUSARLA?

Si bien hacen falta más estudios que lo demuestren, el hecho es que la mordedura por gato podría ocasionalmente causar la infección local de la piel y tejido subcutáneo por Pasteurella multocida.  Ocasionalmente puede complicarse con enfermedades en otras localizaciones, alguna de ellas potencialmente mortales, en especial si se producen en pacientes con enfermedades crónicas y comorbilidad. La celulitis infecciosa ocurre cuando las bacterias consiguen entrar en la piel, infectando las capas más profundas y causando síntomas como enrojecimiento intenso en la piel, dolor e inflamación de la región afectada.

Lo más importante es que apenas se presenten alguno de los síntomas que te mencionamos anteriormente, acudas de forma inmediata al médico. De esta manera podrás obtener un diagnóstico, y en caso de tratarse de una celulitis infecciosa puedas evitar que se profundice y así curarte rápidamente. El segundo tipo es la celulitis flegmonosa, contraria a la primera esta hace que la zona afectada se ponga más blanda, el dolor no es tan profundo, y la salud en general no se ve afectada.

CONCLUSIONES

La celulitis hablando propiamente – siendo una inflamación celular infecciosa – hace que la utilización del término, para referirse a las irregularidades que presentan en determinadas áreas de la piel algunas mujeres, conocidas como “piel de naranja” sea incorrecta como irritación e inflamación.

Cuando el cuerpo empieza a combatir la infección, libera diferentes tipos de sustancias que causan enrojecimiento e inflamación. Para tratar la celulitis infecciosa celulitis bacteriana se deben tomar antibióticos prescritos por un especialista del área de la salud, los antibióticos más comunes para tratar esta afección son la amoxicilina y la cefalexina, dependiendo de la gravedad de la celulitis el tratamiento puede durar de 15 a 20 días.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies