Celulitis Orbitaria: qué es y sus tratamientos

La celulitis orbitaria, también denominada celulitis post septal, hace referencia a una infección de los tejidos blandos de la cuenca del ojo. Es una afección grave que puede llevar a la pérdida permanente de la visión y a complicaciones potencialmente mortales si no se inicia tratamiento.

Este tipo de infección puede presentarse a cualquier edad, pero afecta con mayor frecuencia a los niños pequeños. La celulitis orbitaria se desarrolla detrás del tabique orbital, una membrana delgada que cubre la parte frontal del globo ocular.

celulitis-orbitaria-parpados

Relacionada con este tipo de celulitis, encontramos la celulitis periorbitaria o preseptal, que a diferencia de la orbitaria, se refiere a las infecciones que se producen delante del tabique orbital. La celulitis periorbitaria puede extenderse alrededor del ojo afectando la piel y el párpado. Esta afección es menos grave que la celulitis orbital, pero aún así requiere tratamiento inmediato.

A lo largo de este artículos vamos a ver las causas de la celulitis orbital y los síntomas que provoca. Además, daremos unas pinceladas acerca del diagnóstico, su tratamiento y las complicaciones que pueden generarse de esta afección.

Síntomas de la celulitis orbitaria

Como hemos indicado líneas más arriba, se trata de una infección grave que afecta la grasa y los tejidos musculares dentro de la órbita del ojo.

La infección causa inflamación que puede empujar el ojo fuera de la órbita. El dolor, la hinchazón y la proptosis, que es la protrusión o desplazamiento hacia adelante del ojo, son síntomas comunes de la celulitis orbital.

Otros síntomas pueden incluir:

  • Limitación en el movimiento ocular y/o dolor al mover el ojo
  • Pérdida parcial o repentina de la visión.
  • Párpado enrojecido e hinchado
  • Dificultad o imposibilidad de abrir el ojo
  • Secreción del ojo infectado
  • Calentura
  • Fatiga
  • Pérdida de apetito
  • Dolor de cabeza

Causas de esta infección del ojo

La sinusitis, una infección de los senos paranasales, es la causa principal de la celulitis orbital. Las investigaciones sugieren que un alto porcentaje -86-98 por ciento- de las personas con celulitis orbital también tienen sinusitis.

Sin tratamiento, las infecciones de los senos paranasales pueden extenderse a la grasa y al músculo que rodea la cuenca del ojo. Bacterias como las especies de Staphylococcus aureus y Streptococci son la causa más común de celulitis orbital.

Las infecciones menores del párpado también pueden propagarse a la parte posterior del ojo, causando celulitis orbital. Con menos frecuencia, las infecciones bacterianas en otras partes del cuerpo pueden viajar a través del torrente sanguíneo hasta la cuenca del ojo.

Otras causas menos comunes de celulitis orbital incluyen:

  • Lesión en el ojo que penetra en el tabique orbital
  • Complicaciones de la cirugía ocular
  • Abscesos en la boca.
  • Objeto extraño que queda atrapado en el ojo
  • Asma

Celulitis orbitaria en niños

En este vídeo se explica síntomas y riesgos de la celulitis orbitaria en niños, así como tratamientos naturales complementarios.

 

Diagnóstico de la celulitis orbitaria

Para poder diagnosticar la celulitis orbitaria es necesario que el médico realice un examen físico del ojo de la persona afectada.

El oftalmólogo revisará los signos físicos de una infección de la cuenca del ojo, como enrojecimiento, inflamación, dolor y fiebre. Con el fin de ampliar el estudio, se pueden solicitar otras pruebas para ayudar a determinar la extensión de la infección y el curso apropiado de tratamiento.

Un oftalmólogo u otro profesional de la salud puede tomar una muestra de sangre de la persona o de la secreción del ojo. Luego analizarán estas muestras para poder diagnosticar qué tipo de germen está causando la infección.

El oftalmólogo también puede recomendar exámenes imagenológicos, como una resonancia magnética o una tomografía computarizada. Estas pruebas permiten que un profesional de la salud evalúe hasta dónde se ha propagado la infección y verifique si hay complicaciones que afectan al cerebro o al sistema nervioso central.

Si estás leyendo este artículo porque reconoces síntomas de esta infección y crees que puedes sufrirla, es importante que acudas cuanto antes a tu centro de salud. El diagnóstico precoz de la celulitis orbital es crucial para prevenir complicaciones graves.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies